Odontología Conservadora y Endodoncia

Mantiene una buena salud bucodental a lo largo de toda la vida

Odontología Conservadora

Como su propio nombre indica, la odontología conservadora busca mantener una buena salud bucodental en el paciente a lo largo de toda la vida.

Para ello, es necesario realizar una revisión odontológica anual, como mínimo. En estas revisiones el odontólogo realizará un examen de las encías, los dientes y las mucosas de la cavidad oral. Si el paciente tiene empastes antiguos y tendencia a la formación de caries, se realizan radiografías de control. Además, en esta cita también se podrá realizar una limpieza.

Cuando las caries son poco profundas, no provocan dolor ni sensibilidad en el diente. Muchas veces son difíciles de ver, por lo que la única manera de detectarlas es haciendo estas revisiones.

Si estas caries no se tratan, con el tiempo van haciéndose cada vez más grandes y pueden llegar a afectar el nervio del diente. Una vez que afectan el nervio pueden provocar síntomas como sensibilidad, dolor o hinchazón en la zona. En estos casos, el tratamiento que hay que realizar es una endodoncia.

Endodoncia Multirradicular y Birradicular

La endodoncia es el tratamiento dental que busca evitar la extracción del diente en el caso de caries profundas con afectación del nervio. Se elimina todo el tejido nervioso del diente y se sustituye con un material de relleno que permite mantener el diente en boca, aunque no esté vital.

Un diente endodonciado es un diente más débil que el resto, por lo que es igualmente importante su revisión y conservación a lo largo de los años. Además, son dientes en los que se ha perdido una gran cantidad de esmalte, por lo que estos tratamientos suelen ir acompañados de reconstrucciones con composite o, en caso de una pérdida mayor, reposición de la falta de diente con coronas o incrustaciones de porcelana.

11

Pida su cita

Le enviaremos una confirmación en menos de 24 horas. ¿Urgencia? Llame al 917 322 813.